Tribunal dispone que Jhasmani sea trasladado del Viedma a San Sebastián

Tribunal dispone que Jhasmani sea trasladado del Viedma a San Sebastián

VTV NOTICIAS DIGITAL

Jhasmani T.L., conocido como el “abogado del diablo”, será trasladado del hospital Viedma a la cárcel San Sebastián (varones) de Cochabamba, donde cumplirá su detención preventiva, de acuerdo con el documento al que accedió OPINIÓN emitido por el Tribunal de Sentencia No. 2 de Quillacollo, con fecha del 26 de enero de este año.

“En estricto cumplimiento del auto de vista de 12 de agosto de 2020 pronunciada por la Sala Penal 1 se ratifican los autos del 19 de enero y del 25 de enero de 2021, en consecuencia, corresponde efectivizar el traslado del señor Jhasmani R.T.L. del hospital Viedma al centro penitenciario de San Sebastián Varones al estar con alta médica”, dice la parte resolutiva del documento.

Asimismo, ordena se notifique al Comando de la Policía, al responsable de la Estación Policial Integral (EPI) 6, al hospital Viedma, a la cárcel San Sebastián varones y a Régimen Penitenciario para que “den cumplimiento a dicho traslado y sea bajo su responsabilidad y a la brevedad posible, pudiendo emitirse los despachos correspondientes por secretaría, sea con noticias de las partes procesales”.

Sobre el caso, la directora de Régimen Penitenciario de Cochabamba, Estrella Rocha, señaló que Jhasmani T. presentó un recurso de apelación y que debían aguardar que se resuelva, y sean notificados para ese traslado.

“Régimen Penitenciario solo cumple la parte administrativa de acuerdo con la norma y la parte jurisdiccional depende de los jueces y damos cumplimiento a sus resoluciones. Estamos a la espera de la notificación para el traslado y lo que haremos es brindar el transporte porque el tema de custodios corresponde al Comando con la EPI Norte”, manifestó.

Sin embargo, El Tribunal resolvió que el recurso de explicación y complementación presentada por Jhasmani T. “no tiene lugar a ninguna explicación” a través del auto del 25 de enero de este año. Se conoció que inicialmente la presidenta del Tribunal dio curso a la petición del imputado y pidió que aún no sea trasladado a la cárcel, mientras se resolvía ese incidente, pero los otros dos jueces de ese Tribunal dejaron sin efecto su decisión debido a que advirtieron que se estaba incurriendo en errores procesales.

En ese sentido, corrigieron el procedimiento y se anuló, y se dejó sin efecto de manera íntegra el decreto del 21 de enero de este año pronunciada por la Presidenta y todas las determinaciones asumidas en ella.

ANTECEDENTES

De acuerdo con el documento, la Sala Penal Primera ordenó el traslado de Jhasmani T. del penal de El Abra a San Sebastián (varones) a través del auto de vista del 12 de agosto de 2020.

Luego, el imputado fue internado en el Viedma debido a complicaciones en su pie durante más de un año. Además, dio positivo a COVID-19 y venció la enfermedad; le realizaron una cirugía para salvarle el pie y la evolución fue favorable.

El 12 de enero de este año, la directora de Régimen Penitenciario de Cochabamba solicitó que se ordene que el imputado sea llevado del Viedma a San Sebastián debido a que el procesado ya tenía su alta médica. El Tribunal, en cumplimiento del auto del 12 de agosto de 2020, pidió que Régimen efectivice ese traslado a través del auto del 19 de enero de 2021.

Sin embargo, Jhasmani T. por memorial del 2 de enero de este año planteó recurso de explicación y complementación, pedido al que el Tribunal por auto del 25 de enero de este año resolvió “no tener lugar ninguna explicación” manteniéndose el auto del 19 de enero de 2021, pero el imputado presentó un recurso de apelación incidental.

El Tribunal, en el documento, explica que el procesado no puede impugnar ante esa instancia la orden de su traslado al penal de San Sebastián porque ese derecho deberá hacer valer ante la Sala Penal Primera que dictó esa orden.

PROCESOS

El “caso mecánico” es el único proceso que mantiene a Jhasmani T. con detención preventiva. En otros tres casos tiene detención domiciliaria.

Juan Antonio Cuéllar, la víctima de este caso, pide justicia y sentencia para el “abogado del diablo” y los otros partícipes del hecho. El 16 de marzo de 2018, fue secuestrado, torturado y obligado a firmar un documento en el que admitía la devolución de 20 mil dólares. Le tomaron fotos contando billetes, junto a los dueños de la propiedad que ocupaba en anticrético, pero no le dieron ni un dólar.

Compartir


Quieres publicidad