Operado de emergencia a un nene: se tragó más de 50 imanes para volverse magnético

Operado de emergencia a un nene: se tragó más de 50 imanes para volverse magnético

VTV NOTICIAS DIGITAL 

Un nene de 12 años le contó a su madre que se había tragado dos imanes por accidente. La mujer lo llevó al hospital y lo operaron de urgencia, pero le sacaron 54 de esos objetos.

Se trató de una travesura que pudo terminar con serios riesgos para Rhiley Morrison, un niño británico de 12 años diagnosticado con trastorno por déficit de atención e hiperactividad y autismo.

Según contó más tarde el menor, quería comprobar si se volvía magnético, si se le pegaban objetos metálicos, y con ese fin ingirió en dos ocasiones varios imanes.

Tras el experimento fallido, y al notar que a los cuatro días no los evacuaba de su cuerpo, el chico residente de Manchester le dijo a su madre que había tragado dos imanes por accidente.

Preocupada, la mujer lo llevó al hospital, donde le tomaron radiografías y detectaron que el nene había ingerido entre 25 y 30 imanes.

Mayor fue la sorpresa cuando lo operaron y terminaron extrayéndole 54 de esos objetos en un procedimiento que duró cerca de seis horas.

“Me quedé boquiabierta, sin palabras, cuando supe la cantidad que se había tragado”, relató su madre, Paige Ward.

Y añadió: “Cuando lo hizo, pensé que solo había sido él, que solo había sido tonto y había hecho eso, pero el cirujano dijo que ve estas cosas todo el tiempo”.

Según contó la mujer, a raíz de las lesiones causadas por las bolas magnéticas en su organismo, el menor sufrió durante diez días vómitos constantes causados por una fuga en su intestino. Además, durante ese periodo de tiempo no fue capaz de comer ni de ir al baño.

Compartir


Quieres publicidad