MUNDO Viróloga china que desertó insiste que el Covid-19: “Fue creado y diseminado por militares”

MUNDO Viróloga china que desertó insiste que el Covid-19: “Fue creado y diseminado por militares”

VTV DIGITAL

La viróloga china Li-Meng Yan, que huyó en abril a EEUU, se reafirmó en sus denuncias contra el régimen chino y el origen del nuevo coronavirus, al insistir en que fue creado en el laboratorio de Wuhan, ciudad donde se reportó el primer brote de covid-19.

La viróloga, que trabajaba en la Universidad de Salud Pública de Hong Kong, ha asegurado en la cadena Fox News que “el virus vino de un laboratorio en Wuhan, y fue hecho por los militares en base a virus modificados de murciélagos, y luego difundidos tras ser modificados”, afirmó.

Según relató, ella comenzó a estudiar el virus a finales del año pasado desde Hong Kong y estuvo en contacto con otros virólogos.

“En diciembre fui incorporada en secreto por mi supervisor, el virólogo Leo Poon que trabaja con la OMS para esta investigación secreta sobre la neumonía de Wuhan. Pronto, mi trabajo involucraba a médicos chinos, investigadores y hasta CDC, también civiles que reunían información, combinada con mi conocimiento. Descubrí finalmente que este virus es de un laboratorio”, resumió.

Las acusaciones de Li-Meng Yan han provocado que la Universidad de Hong Kong, donde trabajaba, haya eliminado su página de internet y haya publicado un comunicado en el que informaba de que ya no es miembro del equipo.

Pero ¿lograremos conocer el origen del covid-19, que ha causado millones de muertos desde que se informó del mismo por primera vez en diciembre de 2019 en Wuham, una metrópolis de 11 millones de habitantes en el centro de China?

Tras pasar cuatro semanas en Wuham -la mitad en cuarentena en un hotel-, la investigación de la docena de expertos internacionales reconocidos por sus homólogos en sus diferentes especialidades y comisionados por la OMS acabó sin conclusiones definitivas.

El 9 de febrero en Wuhan, en una conferencia de prensa de varias horas, los expertos se limitaron a emitir las hipótesis, según ellos, las más plausibles, y descartaron otras.

Unas indefiniciones que han alimentado las dudas sobre el acceso a todos los datos y todos los lugares o sobre la independencia de la misión ante las autoridades de Pekín.

Los responsables de la OMS reiteraron el mensaje, antes del inicio del viaje de los especialistas a China: habitualmente, se necesitan años para descubrir el origen exacto de una epidemia.

Miles de muestras 

Los expertos piensan que el SARS-CoV-2, el nuevo coronavirus que provoca el covid-19, lo hospedaron inicialmente los murciélagos y creen que la pista sobre la transmisión del coronavirus por un animal intermedio -un hurón o tejón, un conejo u otro – es “la más probable”.

Pero las extracciones realizadas en decenas de miles de muestras de animales silvestres, domésticos y de granja no han ofrecido ningún rastro de SARS-CoV-2.

Los expertos no saben tampoco dónde y cuándo empezó la pandemia exactamente, aunque antes de diciembre de 2019 no se señaló ningún foco importante en Wuhan o en otro sitio.

De hecho, tampoco descartan que se haya transmitido a través de carne congelada. Una pista que privilegia Pekín.

La viróloga holandesa Marion Koopmans, miembro de la misión, considera esta hipótesis “completamente válida” y asegura que la OMS realizó experimentos probatorios en pescado congelado durante tres semanas. Otros científicos piensan, en cambio, que es poco probable.

 

Compartir


Quieres publicidad