Murillo muestra una lista de infectados y fallecidos en el MAS para fustigar protestas

Murillo muestra una lista de infectados y fallecidos en el MAS para fustigar protestas

“Esta dureza puede molestar, puede incomodar, pero estamos salvando vidas”. Así justificó el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, la presentación de una lista de infectados y fallecidos por COVID-19 de militantes y autoridades en el MAS para fustigar las movilizaciones anunciadas en el país.

Apuntó específicamente al expresidente Evo Morales y los candidatos del Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce y David Choquehuanca, de propiciar las protestas en plena emergencia sanitaria. “Dejen de mandar a la gente a morir sin ningún motivo. Llamarlos a movilizarse es llamarlos a morir”, arengó Murillo en rueda de prensa en el Ministerio de Gobierno.

El ministro mostró diapositivas de casos de militantes y autoridades del MAS infectados y fallecidos por contagio del nuevo coronavirus. Se refirió a algunos de los muertos de haber propagado la idea de que el COVID-19 es un “invento” o que es un asunto político.

Recordó al menos una lista de cinco fallecidos, entre ellos el expresidente de la Cámara de Diputados y exviceministro de Régimen Interior Marcelo Elío, fallecido en Oruro la noche del domingo. No puedo decir de él lo mismo, lamentablemente estuvo en la quema de la Alcaldía de El Alto (…), estuvo provocando muerte”, dijo en alusión a un conflicto local en 2016 que terminó con seis muertos durante un incendio en un edificio de la comuna.

Sobre el vicepresidente de la Seis Federaciones del Trópico y candidato a senador del MAS, Andrónico Rodríguez, Murillo dijo que sabe que se contagió de COVID-19 y que se encuentra hospitalizado en una clínica privada de Cochabamba.

Mencionó a Eva Copa, la presidenta de la Cámara de Senadores, también afectada por la enfermedad. Es una “buena persona, polémica; tenemos buenas relaciones y he hablado con ella, se sentía cansada”, contó.

También al senador Omar Aguilar, “otro polémico”, la dirigente cocalera Leonilda Zurita.

Murillo incluso se refirió a Arce, el candidato presidencial del MAS, del que dijo que también es un caso positivo de COVID-19 y que su situación es un “secreto de Estado”. La Razón intentó sin éxito conocer la posición del MAS sobre estos extremos.

El ministro fustigó las movilizaciones y aseguró que, hace unas semanas, estas protestas en Yapacaní, Cochabamba o El Alto aumentaron los casos de contagios. “Es hora de que el señor Arce y Morales ya no ordenen movilizarse a su gente desde la comodidad de sus mansiones y su casa”, insistió.

«A los únicos que no va a matar (el virus) es a los cobardes que se esconden detrás del Twitter», remató en alusión a Morales, que en los últimos días protestó contra la postergación de las elecciones generales para el 18 de octubre definida por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Compartir


Quieres publicidad